Doble limpieza facial: ¿Qué es y qué beneficios tiene?

Quizá alguna vez hayas escuchado la importancia de la limpieza facial, pero, vamos a dar un pasito más. Vamos a hablarte sobre la doble limpieza facial: ¿qué es y qué beneficios tiene? Porque es más importante de lo que te puedas imaginar.

Es importante saber qué es para conseguir buenos resultados. En la actualidad hay muchas posibilidades para tener un rostro bien limpio, pero es necesario saber aún más sobre este tema. El gesto de limpiar tu rostro no solo debe quedarse en agua y jabón cada mañana.

De hecho, tienes que limpiar tu cara dos veces al día mínimo, siendo la mañana y la noche las más importantes.

La mañana porque así limpias las impurezas que tu rostro ha expulsado mientras dormía, y en la noche, para acabar con las impurezas que durante el día se te han ido adhiriendo a la cara sin que te dieras cuenta.

Pero es fundamental hacer una limpieza facial en condiciones, y saber cómo hacerla bien. Para ello, entender qué es la doble limpieza facial es fundamental. Es la manera de tener el rostro limpio en profundidad y que tu cutis esté cuidado como merece.

La doble limpieza facial

La doble limpieza facial es fundamental y es algo que se debería transmitir de generación en generación… Hacerlo bien puede ahorrar muchos disgustos de salud dérmica en el futuro. Eliminar la suciedad del rostro es fundamental.

¿Por qué tienes que hacerlo cada día? Aunque en realidad la pregunta correcta es: ¿y por qué no? Es algo importante y que las mujeres de otras épocas ya hacían, ¡y ellas tenían un gran conocimiento sin la tecnología actual!

Ahora lo tenemos más fácil que ellas, ¡no podemos desaprovechar esa ventaja! Retirarás las impurezas, los restos de maquillaje, la contaminación, etc… Pero, ¿en qué consiste este método?

Es tan fácil como entender que es hacerla dos veces con dos productos diferentes. En primer lugar puedes usar un limpiador facial que contenga una base grasa y después otro con base acuosa.

Por ejemplo, puedes usar un desmaquillante facial y luego agua micelar, o leche limpiadora y luego otro limpiador de tipo gel, etc. Tú tomas las decisiones de los productos que quieras utilizar, pero escógelos bien para que aciertes en una buena limpieza.

Con la primera tanda de limpieza podrás retirar las impurezas más pesadas y en el segundo paso, las menos profundas. El resultado es un cutis limpio en profundidad, sin restos de impurezas y preparado para unas rutinas de cuidado eficaces.

Beneficios de la doble limpieza facial en tu piel

Ahora que ya sabes cómo es la doble limpieza facial, ahora es fundamental que para que seas constante y lo hagas todos los días, entiendas la importancia que tiene y los beneficios que te aportará hacerlo.

Para que lo tengas más claro, vamos a enumerarte y explicarte algunos de estos beneficios:

  • Tendrás resultados inmediatos con la doble limpieza facial.
  • La barrera natural que protege tu rostro estará intacta
  • Tendrás una dermis más suave, sin rojeces ni sensación tirante
  • Tu dermis estará mejor preparada para recibir otros productos en tu tratamiento facial diario
  • Si lo haces de manera constante, conseguirás reducir los granos, los puntos negros y tendrás una dermis mucho más saludable
  • Puedes hacerlo sin importar el tipo de piel que tengas, ya que la limpieza es necesaria en todas las personas
  • Si tienes problemas de sebo, con los productos adecuados teniendo en cuenta tu tipo dérmico, conseguirás regular el exceso de grasa luciendo un cutis mucho más equilibrado

Como ves, son muchos los beneficios que puedes encontrar si eres capaz de ser constante en cuanto a la doble limpieza facial en tus rutinas diarias de cuidado del rostro.

Piensa que es el primer paso tanto por la mañana como por la noche, y es algo que debes acostumbrarte a hacer para conseguir buenos resultados tanto a corto como a largo plazo.

Pasos a seguir para la doble limpieza facial

Para que no te suponga un problema el hecho de hacer una doble limpieza facial, es importante que tengas en cuenta algunos detalles. Sigue leyendo porque vamos a explicarte paso por paso lo que debes hacer para que tengas una limpieza profunda y exitosa.

Lava tu cara

El primer paso antes de comenzar es que te laves bien el rostro. Es tan fácil como escoger un jabón apto para tu cara y lavártela con agua y ese jabón. Después enjuaga bien y seca con una toalla suave y que no raspe.

Usa el limpiador facial con base grasa

El siguiente paso será utilizar y extender por tu rostro el limpiador facial que escojas con base grasa. Hazlo con movimientos circulares por todo el rostro (asegúrate de que el producto no obstruye los poros y que no es comedogénico).

Mientras masajeas puedes hacer una ligera presión (pero sin apretar demasiado) con los dedos para limpiar mejor. Tendrás que insistir un poco más en la zona del contorno de ojos y otras zonas delicadas para retirar las impurezas.

En el caso de que estés maquillada, puedes usar un disco de algodón e insistir más en los párpados (con los ojos cerrados) y pestañas, pero siempre de manera suave y sin frotar. Así eliminarás fácilmente la máscara de pestañas o las sombras de ojos que tengas.

Retira con un disco de algodón

Una vez acabado el punto anterior, es importante que cojas otro disco de algodón limpio y que mojado con agua limpia retires los restos del producto anterior. Haz un recorrido suave por todas las zonas hasta que quede limpio.

Luego coge otro disco de algodón y seca las zonas haciendo el mismo recorrido.

Utiliza el limpiador con base acuosa

En este caso, la mejor opción es utilizar agua micelar porque te ayudará a limpiar en profundidad el rostro e incluso, le puede aportar nutrición e hidratación necesaria para un buen cuidado facial. Aunque puedes escoger otro producto, nuestra recomendación sin duda es el agua micelar.

Para aplicarlo haz lo mismo, empapa un disco de algodón con el agua micelar y pásalo suavemente por todas las zonas de tu rostro. Por supuesto, el cuello y el escote también son zonas que debes trabajar.

A continuación coge otro disco de algodón o hazlo con las manos y enjuaga tu rostro con agua fría.

Aplica tu tónico facial

Por último, pero no menos importante en la doble limpieza es aplicar el tónico facial. Es necesario para acabar y sellar la limpieza. Tienes que extender la sustancia con un disco empapado de ella y aplicarlo en todo el rostro suavemente.

Será entonces cuando realmente tengas todo el rostro bien limpio en profundidad y ya, podrás seguir con tus cuidados y tratamientos faciales. Será entonces cuando podrás aplicarte el sérum, el contorno de ojos, la crema hidratante, el protector solar…

Lee más: Los 5 mejores limpiadores faciales para hombre

Recomendaciones que no debes olvidar

Es importante que ahora que ya sabes cómo se hace el paso a paso de la doble limpieza facial, seas consciente de que es imprescindible que busques productos que sean adecuados para tu piel y que por supuesto, te respeten.

Debes tener en cuenta tu edad, tu tipo dérmico, si usas o no maquillaje diariamente, si sueles estar expuesta a condiciones adversas para tu rostro, etc. esto es necesario para saber qué tipo de productos pueden ser mejores para ti.

Recuerda que el hecho de que quieras conseguir una limpieza profunda no significa ni mucho menos que debas usar productos que sean agresivos con tu dermis.

Además, limpiar demasiado la piel (más de lo recomendado de dos veces al día), puede ocasionar resultados negativos. Esto es así porque estarías eliminando la capa protectora natural de tu dermis, dejando paso a irritaciones e incluso infecciones.

Por todo esto es tan importante no solo hacerlo dos veces al día (mañana y noche), si no también, escoger los productos adecuados y que sean respetuosos contigo desde el primer momento de uso.

En este sentido, escoge siempre productos que contengan ingredientes naturales, que no contengan parabenos ni ningún compuesto que sea químico, irritante o nocivo de algún modo contigo.

¿Cuáles son los productos más adecuados?

Antes de finalizar el artículo no queremos acabar sin darte algunas recomendaciones para que escojas perfectamente los productos más adecuados para tu doble limpieza facial. Debes escoger productos que estén a la altura.

Tendrán que ser cosméticos que sean compatibles con tu tipo de piel, no tiene que ser algo complicado para ti si tienes en cuenta todo lo que te hemos comentado más arriba. Para ponértelo más fácil te vamos a hacer una recomendación.

Por ejemplo, si cuando empiezas tus rutinas de limpieza, lo haces con un desmaquillante con base oleosa, después puedes usar el agua micelar, pero el mejor producto de todos de estas características.

Nos referimos al Agua micelar todo en 1 de Nezeni Cosmetics. Es un agua micelar que te dejará el rostro totalmente limpio, cuidado, hidratado, tonificado, protegido… es sin duda un agua micelar que tiene todo lo que necesitas.

Ahora que te hemos hablado todo sobre la doble limpieza facial: ¿Qué es y qué beneficios tiene?, ¡no dudes en ser constante! Tu cutis lo agradecerá.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta